martes, 5 de mayo de 2015

Sobre el Proyecto de la llamada "Ley Emilia" (2014)

NOTA: EL TEXTO FUE ELABORADO ANTES DE LA APROBACIÓN DE LA LEY Nº 20.770, DE 16 DE SEPTIEMBRE DE 2014, QUE APROBÓ SUSTANCIALMENTE EL PROYECTO COMENTADO

"Tras la muerte de la menor de 9 meses Emilia Silva a principios del año 2013, causada por un conductor en estado de ebriedad que se dio a la fuga al momento del hecho, se desató entre nosotros una discusión acerca de la valoración social de tales hechos y las leyes aplicables a su respecto. Puesto que no se trata de un caso que no tenga sanción en la ley, la disconformidad social tiene relación con la cuantía y formas de aplicación de las actuales sanciones.

En efecto, es sabido que el Art. 196 de la Ley de Tránsito castiga como delito la conducción en estado de ebriedad, estableciéndose en su inciso final que “si se causaren algunas de las lesiones indicadas en el artículo 397 Nº 1 del Código Penal o la muerte de una o más personas, se impondrán las penas de presidio menor en su grado máximo y multa de ocho a veinte unidades tributarias mensuales, además de la pena de inhabilidad perpetua para conducir vehículos de tracción mecánica.”


La pena así prevista, en abstracto —salvo por la multa y la pena adicional de inhabilidad para conducir vehículos motorizados—, es un grado inferior a la del homicidio doloso del Art. 391 Nº 2 CP, que comprende el presidio mayor en sus grados mínimo a medio. Pero es también un grado superior al homicidio culposo del Art. 492 CP..."


Aparecido en : Revista de Doctrina y Jurisprudencia de la Universidad de Los Andes, año 2014

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Nacionalsocialismo y derecho penal. Apuntes sobre el caso de H. Welzel (2014)

El inesperado y prematuro fallecimiento del Prof. Dr. Joachim Vogel el pasado año sirvió para que muchos recordásemos su enorme generosidad, capacidad de trabajo y entrega personal al estudio y enseñanza del Derecho penal. En ese contexto, también se recordó su interés por la internacionalización de nuestra disciplina, en el sentido de enfrentar las discusiones existentes más allá del ámbito de influencia de la doctrina escrita en alemán y cuestionarse con un espíritu abierto y libre su utilidad frente a los desafíos de las regulaciones de efectos transnacionales, incluyendo cuestiones fundamentales tales como la regulación penal de la economía y la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Y también, por cierto, su esfuerzo por recuperar la memoria del desarrollo de nuestra disciplina y, sobre todo, dilucidar la influencia en ella del nacionalsocialismo.

Como un homenaje póstumo y tardío a quien tuviera la delicadeza de revisar y corregir versiones preliminares de mi tesis doctoral mientras disfrutábamos de unas vacaciones de navidad del año 1994, me propongo exponer a la comunidad los antecedentes disponibles en los archivos y biblioteca de la Universidad de Göttingen y del Estado de Baja Sajonia (Hannover), que demuestran la compatibilidad de la teoría de la acción final con el derecho nacionalsocialista y el apoyo personal al régimen de H. Welzel, manifestado al comienzo de su establecimiento, durante el mismo y aún después de su caída. **[1]



Título original: Nacionalsocialismo y derecho penal. Apuntes sobre el caso de H. Welzel. Un homenaje tardío a Joachim Vogel


** El presente texto es un extracto de mi libro   La transformación de la teoría del delito en el derecho penal internacional, Barcelona, 2008, el cual fuera escrito durante mi estadía en el Departamento de Derecho Penal Extranjero e Internacional del Instituto de Ciencias Criminales de la Universidad de Gotinga (Alemania), durante los meses de marzo y junio de 2008, y es producto de una investigación inciada en agosto de 2007, como parte de una Beca Post-Doctoral financiada por la Fundación Alexander von Humboldt, a cuyos directivos, funcionarios y colaboradores agradezco profundamente. Mis agradecimientos se dirigen además al Sr. Rector y directivos de la Universidad de Talca, quienes me han permitido disfrutar esta larga estancia de investigación.
Especialmente quiero también agradecer a mi huésped, Prof. Dr. Kai Ambos, quien me facilitó todos los medios materiales y bibliográficos disponibles en la magnífica colección que ha formado sobre derecho penal internacional y comparado, los cuales hicieron posible desarrollar mi trabajo.


[1] Otros datos biográficos de Welzel en relación a su participación en actividades nacionalsocialistas, así como a su trabajo con posterioridad a la caída del régimen y a sus relaciones académicas con quienes lo formaron y a quienes formó, tanto alemanes como iberoamericanos, especialmente a partir de la década de 1950, puede verse en el texto de Fernando VELÁSQUEZ V., “Hans Welzel: Una aproximación a su vida y a su obra”, en URQUIZO O., José, Modernas Tendencias de Dogmática Penal y Política Criminal. Libro Homenaje al Dr. Juan Bustos Ramírez, pp. 1035-1060, pp. 1036-1038 y 1049-1053. Hay que reconocer, con todo, que no es el de Welzel el único ni el peor de los ejemplos del decidido apoyo que la inmensa mayoría de los juristas alemanes dieron al régimen nacionalsocialista (RÜPING, Heinrich, JEROUSCHEK, Günter,  Grudrisss der Strafrechtsgeschichte, 6. Auf., München: C.H. Beck, 2011). Como ha demostrado MUÑOZ CONDE, Francisco, Edmund Mezger y el Derecho Penal de su tiempo. Estudios sobre el derecho penal en el Nacionalsocialismo, Valencia: Tirant Lo Blanch, 2002. Durante el nacionalsocialismo, Mezger, al igual que Welzel, aprobó la introducción de la clásula de analogía como fuente de creación del derecho penal “conforme al sano sentimiento del Pueblo Alemán” e identificó la antijuridicidad material con la infracción al pacto que existía entre el Führer y la “comunidad del pueblo”; no limitándose a apoyar “dogmáticamente” el derecho penal nacionalsocialista, sino también participando activamente en su creación, como asesor ministerial en la elaboración de la Ley sobre “delincuente peligroso habitual” y del Proyecto “sobre tratamiento de extraños a la comunidad” (pp. 136-160, 233-259, y 335-442). 

jueves, 23 de octubre de 2014

Diversificación, internacionalización e intensificación del derecho penal chileno en el siglo XXI (2014)

El artículo da cuenta de los cambios legislativos operados en el sistema penal chileno desde 1990 hasta 2014, ordenando su exposición en atención a los cuatro aspectos que según el autor identifican y explican su evolución: democratización de la sociedad tras el término de la dictadura militar; diversificación de la respuesta penal gatillada tanto por la democratización como por la necesidad de reducir el hacinamiento carcelario; intensificación de la legislación penal en ciertos delitos como forma de dar cuenta del cambio de las valoraciones sociales y compensar las vías de diversificación del sistema; e internacionalización del Derecho penal como efecto del proceso de establecimiento de una sociedad mundial. Se concluye discutiendo desde esta perspectiva si la evolución de la legislación penal chilena en el cambio de siglo puede o no caracterizarse como un proceso de expansión ilegítima del Derecho penal o un producto del así  llamado  populismo penal.


Título original: "Evolución del derecho penal chileno en el siglo XXI: Democratización. diversificación, intensificación e internacionalización de la respuesta penal"
En: Revista Nova Criminis Nº 7 (2014), pp. 149-174


martes, 30 de septiembre de 2014

Víctima, idealismo y neopunitivismo en el Derecho Penal internacional (2014)

¿Cómo se puede explicar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos haya llegado a la convicción de que existiría un derecho de la víctima al castigo de los culpables de las graves violaciones a los Derechos humanos y un deber correlativo del Estado a perseguir y sancionar a los culpables, no consagrado en la literalidad de la Convención Americana de Derechos Humanos, pero cuya fuerza, sumada a las exigencias de la justicia permitiría pasar por alto, mediante el mecanismo de la “ponderación”, derechos literal y explícitamente garantizados a todo justiciable como el principio de legalidad (incluyendo la prohibición de la retroactividad, Art. 9), el derecho a un juicio en un plazo razonable (Art. 8.1.) y hasta la prohibición del doble enjuiciamiento (Art. 8.4), como critica Exequiel Malarino[1]?

¿Qué significa que los perseguidos de ayer se alcen implacables contra sus perseguidores, celebrando llevar gente a prisión cuando antes ello era visto como opresión estatal, según denuncia Daniel Pastor[2]?

¿Qué artilugio retórico permite decir que donde el Art. 6.5. del Protocolo II de las Convenciones de Ginebra, específicamente referido a los conflictos no internacionales, sugiere explícitamente, al término del conflicto armado, dictar la más amplia amnistía —tal como se hizo con muchos criminales nazis al término de la ocupación americana de Alemania–, se dice que tales crímenes no pueden ser amnistiados, en ningún caso, como se afirma sin más por la Corte Interamericana de Derechos Humanos[3]?



Título original: Víctima, idealismo y neopunitivismo en el Derecho Penal internacional



[1] MALARINO, Exequiel, “Activismo judicial, punitivización y nacionalización. Tendencias antidemocráticas y antiliberales de la Corte Interamericana de Derechos Humanos“, en GRUPO LATINOAMERICANO DE ESTUDIOS SOBRE DERECHO PENAL INTERNACIONAL, Sistema interamericano de protección de los derechos humanos  y derecho penal internacional, Montevideo: Konrad Adenauer Stiftung, 2010, pp. 25 a 62, especialmente, pp. 45 a 48, donde denomina a este fenómeno como una tendecia hacia la “punitivización” de la Corte.
[2] PASTOR, Daniel, "El derecho penal del enemigo en el espejo del poder punitivo internacional", en Cancio Meliá/Gómez-Jara Díez: Derecho Penal del enemigo. El discurso penal de la exclusión, Ed. Edisofer/B. de F., Madrid/Buenos Aires/Montevideo, 2006, t. 2, págs. 475-522.
[3] MATUS, Jean Pierre , “Informe sobre la ejecución de la sentencia en el caso Almonacid presentado a la Cámara de Diputados”, en Revista Ius et Praxis, Vol. 12 Nº 2 (2006), pp. 385 - 396, donde se distingue entre los casos en que la amnistía es admisible, al término de las hostilidades y aquellos en que no se admite por constituir, básicamente, autoamnistías, distinción que no hace la Corte Interamericana de Derechos Humanos.


lunes, 5 de mayo de 2014

El error en la ley chilena de delitos contra la humanidad y el impacto de su regulación en la legislación general (2014)

El texto ofrece una interpretación de los Arts. 37 y 38 de la Ley Nº 20.357 en donde se
establecen normas especiales para regular el error con respecto al elemento contextual de
los crímenes contra la humanidad y en la defensa de cumplimiento de órdenes superiores,
respectivamente. Aquí se exponen las diferencias entre esas normas específicas de la Ley
Nº 20.357, la interpretación del error en Chile –donde no existe una regulación legal
general en esta materia–, y la regulación del error en los Arts. 32 y 33 del Estatuto de
Roma. Se concluye que a pesar de las diferencias detectadas, ellas pueden ser minimizadas
a través de la interpretación y, en cualquier caso, la probabilidad de que pudieran
desencadenar la intervención de la Corte Penal Internacional es muy limitada. Al final, aquí
también se da cuenta de que el régimen especial del error en la Ley Nº 20.357 podría llevar
a aceptar más ampliamente que el aspecto subjetivo de la responsabilidad penal puede
incluir requisitos diferentes para los distintos elementos del delito al que se refieren y que
éstos requisitos pueden ser establecidos por el legislador.
Título original: "El error en la Ley Nº 20.357 a la luz del Estatuto de la Corte Penal Internacional y sus efectos en la regulación general del error en Chile"

viernes, 25 de abril de 2014

Limitaciones de un delito ecológico en Chile (Art. 291 CP) [2013]

El delito del actual artículo 291 del Código Penal, incorporado a la legislación nacional por medio del N° 3 del artículo único de la Ley N° 18.765, de 9 de diciembre de 1988, sanciona con presidio menor en su grado máximo, a
"los que propagaren indebidamente organismos, productos, elementos o agentes químicos, virales, bacteriológicos, radiactivos, o de cualquier otro orden que por su naturaleza sean susceptibles de poner en peligro la salud animal o vegetal o el abastecimiento de la población".
Como hemos dicho en otro lugar, esta disposición sería una de las escasas figuras del Derecho chileno en "donde aparece mejor recogida la idea del castigo de la emisión indebida de un contaminante, en los términos del artículo 2° de la Ley N° 19.300"1.
En efecto, se trataría de uno de los pocos casos, junto con el del artículo 136 de la Ley General de Pesca y Acuicultura, donde se establece un delito de contaminación, esto es, una conducta consistente en propagar en el ambiente sustancias que, por su naturaleza, sean susceptibles de poner en peligro la salud animal o vegetal o el abastecimiento de la población, siempre que ello se haga indebidamente, esto es, "en concentraciones o concentraciones y permanencia superiores o inferiores, según corresponda, a las establecidas en la legislación vigente".
Sin embargo,
"la falta de una clara identificación de los deberes jurídicos que debieran infringirse para cometer el delito, hace de muy difícil aplicación práctica la fórmula utilizada por el legislador; ello, sin contar con la dificultad adicional de probar la propagación de tales sustancias y, sobre todo, su capacidad (una vez propagadas) para poner en peligro la salud animal o vegetal o el abastecimiento de la población"2.
A ello se suma que, aparte del texto especializado a que se ha hecho referencia y una memoria de grado dirigida por mí en el curso de la investigación que sirvió de base para su elaboración3, la doctrina nacional no se ha ocupado en su mayoría del tema, salvo por una referencia menor en el texto de estudio de Vivian Bullemore4 y un artículo de los autores españoles José Muñoz L. y José Ángel Fernández C., elaborado a partir de un Informe en Derecho que presentaran en la causa R.U.C. N° 0400438154-3 sobre la posible responsabilidad penal en la contaminación del Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter en el río Cruces (Valdivia)5.
Es, además, indicativo de las dificultades de aplicación de la disposición del artículo 291 del Código Penal antes mencionadas el hecho de que revisadas las bases de datos de jurisprudencia que son públicas (Microjuris y Legalpublishing), no existen antecedentes de formalizaciones, condenas o sobreseimientos que permitan tener una idea de los límites que jurisprudencialmente se hayan establecido para esta figura típica.
Dicho lo anterior, cabe pasar a estudiar detalladamente el origen, bien jurídico y los requisitos de la figura típica, para posteriormente determinar si los hechos denunciados se adecuan o no a ellos, lo que aquí se rechaza por las razones que se expondrán.

Título Original: "Sobre el sentido y alcance del artículo 291 del Código Penal"



jueves, 27 de marzo de 2014

Autoría y participación. Homenaje a Sergio Yáñez (2007-2014)

El artículo examina críticamente la producción científica de Sergio Yáñez Pérez y, a partir de un análisis de su interpretación de los artículos 15 y 16 del Código Penal, plantea la posibilidad de profundizar en la normativización del concepto de "responsables penalmente", como categoría que permite la imputación en casos de obrar conjunto, previa a su calificación como "autoría", "coautoría", "complicidad" e "inducción", categorías que se afirma parecen meramente contingentes y que tendría, en nuestro sistema, solo la función de determinar el quantum de la pena.

Una versión corregida apareció en Revista de Derecho Penal y Criminología. Año IV, No. 6, 2014, Argentina
Título original: "Sergio Yáñez, obra e influencia : la dogmática chilena actual"
En: Revista de Derecho / Universidad Católica del Norte, Sede Coquimbo. (Coquimbo, Chile). Año 14, no. 1 (2007), p. 113-130.Ver texto completo original aquí